Cercos para proteger nidos de chorlos nevados

Tiempo de lectura: 5 minutos

Por Antonieta Valenzuela y Jonathan Vargas

Como parte de la campaña “La playa es de todos”, se instalaron cercos de protección temporal en la playa de El Ciprés, en Ensenada, Baja California.

El primer cerco se instaló el pasado 4 de abril de 2020, se encuentra frente a Pacífica at Ensenada Bay y en total protege un área de 12,621 metros cuadrados. También se han instalado otros cercos pequeños individuales para nidos que están en áreas fuera de este cerco, el más reciente se instaló en la playa entre La Lagunita y Conalep.

La finalidad de los cercos es precisamente proteger la zona de anidación de chorlo nevado para que los nidos no sean aplastados por vehículos o el paso de personas. 

El chorlo nevado se reproduce entre abril y agosto y es una especie de ave catalogada como amenazada por la NOM-059-SEMARNAT, es decir, susceptible a extinguirse en el futuro.

Una particularidad de esta especie es que construye sus nidos sobre la arena en pequeñas oquedades o rascaderos. Esto los hace demasiado vulnerables, ya que los nidos se camuflan con el entorno y son difíciles de ver a simple vista.

Además, se han instalado jaulas (también conocidos como excluidores o mini enclosures) para evitar la pérdida de nidos por depredadores, tales como coyotes, zorros, zorrillos, perros, gatos, y otras aves.

Estas jaulas se instalan en donde se ubican nidos y son estructuras metálicas de un tamaño especial que les permite a los chorlos nevados entrar a incubar y salir rápidamente.

Las crías de los chorlos nevados son precociales, es decir, al nacer abandonan el nido en cuestión de horas y buscan su propia comida desde que nacen, pero dependen del cuidado de los padres para protegerse.

¿Cómo ayudar?

Para proteger al chorlo nevado, se invita a la población a seguir las siguientes recomendaciones:

  • Respetar el cerco de protección temporal y no caminar dentro de él.
  • Respetar las jaulas contra depredadores, no cambiarlas de lugar ni llevárselas.
  • Pasear a tu mascota con correa en todo momento.
  • Mantener una sana distancia con las aves, evitar acercarse.
  • Si ves un nido, tómale una foto, aléjate lo más pronto posible y contáctanos vía Facebook o al correo info@terrapeninsular.org indicando la ubicación. Nosotros ayudaremos a protegerlo.
  • También puedes subir tu observación a Naturalista https://www.naturalista.mx/.
  • No circular vehículos sobre las playas y dunas.
  • No tirar basura, los basureros atraen a depredadores, incrementando la presión sobre los chorlos y nidos.

Acerca de la campaña

La campaña “La playa es de todos” comenzó en el verano del 2018 con el objetivo de proteger a las aves durante la temporada de reproducción, en particular al chorlo nevado. Cada año entre abril y agosto se realizan diferentes actividades, tales como instalación de un cerco protector temporal, actividades de concientización y monitoreo para identificar nidos y chorlos nevados.

En la campaña “La playa es de todos” participa Terra Peninsular A.C., Pacífica at Ensenada Bay, Dirección de Administración Urbana, Ecología y Medio Ambiente del XXII Ayuntamiento y ZOFEMAT. 

Además, se lleva a cabo gracias al apoyo de Manomet, Programa de Becarios para Soluciones Costeras, Tracy Aviary, y la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP).