Entre conchas y volcanes

Por Verónica Vargas / Colaboradora del Instituto Nacional de Antropología e Historia

Anteriormente ya había participado en proyectos en el campo volcánico San Quintín, en el área de la Chorera, aunque en aquella ocasión se realizaron excavaciones en sitios arqueológicos al aire libre. Esta vez visité la Reserva Natural Punta Mazo, de la cual había escuchado bastante, pero no había tenido la oportunidad de visitar y mucho menos de participar en algún proyecto.

Siempre es emocionante cuando comienza una temporada de campo ya que son experiencias nuevas, nuevas personas, nuevos hallazgos. En esta nueva aventura estuve acompañada por estudiantes de Biología procedentes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP). Junto con la arqueóloga Enah Fonseca, conformamos el equipo de trabajo de la temporada 2018 del proyecto “Estudio de campamentos en la línea costera y valles intermontanos de Baja California”.

Los compañeros que se sumaron al equipo de Arqueología no conocían los procedimientos que se realizaban en las excavaciones, pero mostraron gran entusiasmo por aprender. En esta ocasión excavamos dos abrigos rocosos, lo que también fue una experiencia diferente para mí, ya que jamás había participado en un proyecto de este tipo.

Como lo mencioné, ya había participado en temporadas de campo, pero ésta fue la primera vez que compartí casa con 10 personas 24 horas al día 7 días a la semana. Al principio fue raro, ya que no estaba acostumbrada, además todos tenemos hábitos y gustos diferentes;  algunos momentos fueron de tensión total, pero algunos otros fueron de diversión y carcajadas, así como de aprendizaje. Creo que al final se formaron bonitos lazos y buenas amistades, así como el refuerzo del trabajo en equipo y el conocimiento.

Entre conchas y volcanes, experiencia de Verónica Vargas

VER ÁLBUM DE FOTOS

Comentarios de Facebook