Mi experiencia en conteos de aves

Por Lupita Solano / Environment for the Americas

Antes de esta pasantía, mi experiencia con aves incluyó curación (taxidermia) de especímenes para el Museo de Historia Natural de la Universidad de California en Santa Cruz, y ocasionalmente observación de aves con el club de historia natural en la escuela. Algunas de las aves que he curado para el museo son ostrero negro (Haematopus bachmani), alquita oscura (Ptychoramphus aleuticus), colibrí de Allen (Selasphorus sasin) y cormorán negro. La mayor parte de mi experiencia había sido con aves inmóviles y fácilmente identificables, así que cuando me dijeron que iba a realizar conteos de aves, me sentí un poco intimidada pero lista para aprender.

El primer día del viaje, un profesor de la UABC en La Paz me pidió que contara brantas negras mientras estábamos en un bote en Laguna de San Ignacio en B.C.S. Contar brantas negras a mitad del día con el sol radiante y el reflejo de las olas resultó ser una primera experiencia vergonzosa. Con los binoculares en mis manos temblorosas, conté por un tiempo y finalmente le di mi resultado: 100 brantas negras. Él respondió con una sonrisa y me dijo que probablemente había alrededor de 400 brantas.

Esta pasantía ha sido un desafío con una gran curva de aprendizaje, pero después de los primeros tres o cuatro días del viaje, pude ayudar mejor en los conteos de aves al contribuir con datos precisos. Durante este tiempo también practiqué mi identificación de aves, particularmente de especies más grandes y distintas. Por ejemplo, me familiaricé con los zarapitos de pico largo (Numenius americanus) porque son grandes y tienen un pico muy largo y curveado. La branta negra también es una buena especie para aprender a hacer conteos, ya que tiene una banda blanca distintiva en el cuello y el subcaudal color blanco (parte inferior de la cola).

Algo único en la pasantía en México fue que pude aprender nombres de aves playeras en español, esto me ha ayudado mucho a identificarlas. Por ejemplo, un sanderling es un playero blanco, lo que me ha ayudado a descubrir qué son esas aves playeras blancas en la playa. Algunos nombres también son más divertidos en español, mi favorito es playero pihuihuí (Tringa semipalmata).

Hacia el final del viaje me divertí mucho buscando chorlos nevados (Charadrius nivosus) y me volví hábil en la identificación de machos y hembras (si tienen una marca oscura alrededor del cuello son machos, y si la marca es más ligera son hembras). También buscamos anillos de colores alrededor de sus patas, los cuales se usan como marcadores para controlar mejor el éxito de los chorlitos nevados durante su vida. Pude encontrar uno con anillos y determinar el color de éstos en algunos chorlitos observados por mis colegas.

A medida que los conteos de aves avanzaban, no sólo fui mejor en la identificación de aves playeras, sino que también logré crear un vínculo con la gente de diferentes instituciones y que tenían muchas historias y conocimientos increíbles que querían compartir. Eduardo Palacios y su esposa, Lucía Alfaro, han trabajado en aves migratorias y la conservación de hábitats desde los años 80 y solían realizar conteos en terrenos difíciles sin la tecnología que usan hoy en día. Daniel Galindo, profesor de la UABC en La Paz, compartió con nosotros su investigación y su trabajo con los chorlitos nevados y pude ver un panorama más amplio del monitoreo y observación de esta especie a lo largo de la costa oeste. También pude conocer a estudiantes que trabajan en sus tesis de doctorado y aprender sobre los proyectos en los que están involucrados, sus investigaciones y cómo llegaron a donde están. La mayoría de ellos obtuvo su licenciatura en Biología Marina, uno de ellos era Oceanógrafo y todos ellos tenían pasión por las aves.

Comentarios de Facebook

Una idea en “Mi experiencia en conteos de aves

  1. Sol Morales

    Lupita, me da mucho gusto que esta oportunidad te haya brindado una experiencia tan linda y haya acrecentado tu experiencia en aves. Ojalá vuelvas pronto a Baja.

Los comentarios están cerrados.