Playero rojizo en la reserva de aves playeras Bahía de Todos Santos

POR JONATHAN VARGAS

El sábado 28 de octubre de 2017, personal de Terra Peninsular A.C. y estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) llevaron a cabo el monitoreo de aves en la recientemente decretada reserva de aves Bahía de Todos Santos, en Ensenada, Baja California.

En un día como cualquier otro salimos muy temprano para realizar el trabajo de campo, donde como en visitas pasadas iniciamos la jornada en la playa arenosa de Punta Banda. Al inicio parecía un día que transcurriría sin novedad ya que incluso se notaba un menor número de aves que otras ocasiones, pero pronto nuestra suerte estaba por cambiar.

La primera señal llegó cuando encontramos un chorlo nevado (Charadrius nivosus) marcado, que aunque nos emocionó verlo, desafortunadamente sólo nos permitió leer los colores de los anillos antes de escaparse sin poder tomar la foto de registro, por lo que continuamos con nuestro recorrido ya que aún nos quedaban varios kilómetros por caminar.

De repente pasó volando frente a nosotros una parvada aves playeras que de inmediato captó nuestra atención, eran playeros rojizos (Calidris canutus roselaari), la especie más buscada en este proyecto; sin embargo, la parvada se había ido algo lejos de nuestro alcance, pero por fortuna pararon en la misma dirección en la que nos dirigíamos. Cuando al fin los alcanzamos, nos acercamos con cautela para evitar que se asustaran y se escaparan volando al igual que el chorlo nevado, teníamos que contarlos primero.

Después de hacer nuestra estimación de la parvada nos acercamos poco a poco, observándolos asombrados por la rapidez con la que se alimentaban siguiendo el vaivén de las olas. Asumimos que iban de paso, pues parecían tener mucha prisa por recargar sus energías, cuando de repente entre el grupo resalto un individuo que traía algo extraño en sus patas, supimos que era un playero rojizo con una marca.

Desde ese momento nos acercamos poco a poco para intentar leer el código de la marca, al principio fue difícil pues no dejaban de moverse al ritmo del oleaje, hasta que por fin lo logramos, el código era “2YU” de una bandera verde en la pata derecha.

Fue como ganar la lotería, tuvimos tanta suerte que nos pudimos acercar aún más hasta estar a 30 metros de la parvada, donde mis compañeros tuvieron oportunidad de tomar fotos y videos.

Al terminar la jornada de inmediato de aviso al Dr. Eduardo Palacios de CICESE quien nos puso en contacto con un especialista de Estados Unidos para determinar la procedencia del este playerito. Joe Buchanan respondió de inmediato compartiéndonos la información que esperábamos: esta ave había sido marcada en Grays Harbor, Washington, Estados Unidos, el 10 de mayo de 2017.

Con este hallazgo pudimos confirmar la conectividad de la reserva de aves playeras Bahía Todos Santos, con Grays Harbor, en Washington, como parte de la ruta migratoria de esta especie, reafirmando la importancia de este sitio para las aves playeras. Sin duda, otro gran día en la Bahía de Todos Santos, Ensenada.

El sábado 28 de octubre staff de Terra Peninsular y estudiantes de la UNAM realizaron monitoreo de aves en la Reserva de Aves Playeras #BahíaDeTodosSantos donde encontraron un playero rojizo macho (Calidris canutus roselaari) marcado con una bandera verde y código alfa numérico 2YU, el 10 de mayo de 2017 en Grays Harbor, Washington.Esto confirma la conectividad de la #BahíaDeTodosSantos con #GraysHarbor como parte de la ruta migratoria de esta especie.

Posted by Terra Peninsular on Friday, November 3, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *