Posada navideña de Terra Peninsular

Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Bárbara Ramírez / Líder de Desarrollo y Comunicación de Terra Peninsular

La época navideña siempre trae consigo las acostumbradas fiestas, posadas e intercambios, y el equipo de Terra Peninsular no se quiso quedar atrás. Para la reunión de la familia laboral de este año, quisimos hacer algo diferente, así que nos abrigamos de pies a cabeza, empacamos sleeping bags, cobijas, chamarras, comida y unas botellitas de vino ­–por supuesto mexicano– y emprendimos el camino rumbo a la Reserva Natural Rancho La Concepción, también conocido como Dark Skies Ranch, cerca de la Sierra San Pedro Mártir.

Después de muchas curvas, un camino no tan amigable y algunos mareados ­–obvio los que pasamos más tiempo en la oficina– llegamos a Dark Skies Ranch. Gracias a la amabilidad de nuestros amigos y propietarios de ese rancho, Mike y Pam, este bellísimo lugar fue el escenario perfecto para nuestra celebración.

Una vez instalados, hicimos un recorrido por el bosque para explorar y buscar la mejor ubicación para poder ver la puesta de sol; es un escenario impresionante observar cómo las líneas de las sierra se disuelven entre los colores del atardecer justo frente a nosotros. De vuelta al rancho, la cena ¡todo un banquete!, luego el intercambio de regalos, los abrazos y para terminar, el brindis alrededor de la fogata.

Claro que no podíamos concluir el paseo sin visitar el Parque Nacional de la Sierra San Pedro Mártir, así que, al día siguiente, de cara lavada y café en mano, subimos al parque. A pocos minutos de comenzar el ascenso, el paisaje cambia y se convierte en una imagen nevada de postal navideña. En el parque estuvimos poco tiempo, pero el suficiente para unirnos en una guerra de bolas de nieve… ¡contra el jefe!

En gran parte, Terra Peninsular funciona porque su equipo es unido y fuerte, somos como una familia y nos sentimos muy afortunados de formar parte de ella y trabajar juntos.

05-1