Primer aniversario de la reserva de aves Bahía de Todos Santos

Por Verónica Meza / Coordinadora de Protección y Gestión de Hábitats

Un día como hoy en 2017 se hace constar que la Bahía de Todos Santos, Baja California, es un sitio por más de 20 000 aves playeras cada año. El sitio fue aprobado por el Consejo de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP) como Sitio de Importancia Regional.

En la reserva de aves playeras Bahía de Todos Santos se destaca la presencia del 4% de la población biogeográfica de la costa del Pacífico del chorlo nevado (Charadrius nivosus), una especie que se considera en peligro tanto en  México como en los Estados Unidos, y casi amenazada a nivel mundial.

Estamos muy contentos😁 de anunciar el primer aniversario🎉🎊 de la Bahía de Todos Santos como Reserva de Aves Playeras🐥🐦…

Posted by Terra Peninsular on Wednesday, September 5, 2018

La Bahía de Todos Santos es una gran bahía marina en el extremo noroeste de Baja California, en la ciudad de Ensenada. La designación de la reserva cubre 2091 hectáreas de los hábitats más importantes para aves playeras, centrados en el Estero  de Punta Banda,  incluyendo planicies lodosas del intermareal, estuarios, playas arenosas y rocosas, dunas de arena y salinas. Aunque el área no se considera formalmente como área protegida, el Estero Punta Banda recibe protección como sitio Ramsar.

Además de su importancia para el chorlo nevado (Charadrius nivosus), la Bahía de Todos Santos regularmente alberga importantes números de la subespecie roselaari del playero rojizo (Calidris canutus), una especie en peligro  de extinción en México, también la subespecie inornatus de playero pihuihuí (Tringa semipalmata) y picopando canelo (Limosa fedoa). Por lo menos históricamente, los números para las tres especies alcanzaron los umbrales para lograr el estatus de la RHRAP, y se espera que el monitoreo continuo por Terra Peninsular y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) revelará que esto continúa así.

El  área es también importante como sitio de reproducción para charrán mínimo (Sternula antillarum browni), que está bajo protección especial en México y el gorrión (Passerculus sandwichensisbeldingi).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.