Protección de la costa en el complejo lagunar San Quintín: acuerdos de destino y concesiones

Por Verónica Meza y Antonieta Valenzuela / Terra Peninsular

Hace casi diez años, Terra Peninsular A.C. al igual que otras organizaciones de la sociedad civil, se acercaron a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para trabajar en conjunto y lograr la protección de cientos de kilómetros de franja costera en la península de Baja California.

Antes resultaba insuficiente la protección de varios espacios costeros en la bahía de San Quintín mediante la herramienta de protección llamada concesión, la cual protege la Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT) que comprende la franja de veinte metros de ancho de tierra firme transitable y contigua a las playas que corresponde a bienes de dominio público de la federación.

Dichos espacios en la bahía habían sido identificados como prioritarios y solicitados a la Dirección General de Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros (DGZOFEMATAC) por Terra Peninsular A.C. para su protección.

Como respuesta a lo anterior, resultaba estratégico para los fines de conservación contar con una herramienta que garantizara la protección de estos espacios de la bahía durante más tiempo, y con la herramienta llamada acuerdo de destino se lograría que los espacios costeros prioritarios fueran conservados efectivamente de manera permanente.

En ese entonces se habían identificado 19 segmentos costeros como prioritarios, mismos que no se encontraban en concesión a particulares y que eran susceptibles de manejarse para su protección.

De esos 19 segmentos, 5 se lograron como concesiones cubriendo alrededor de 32 hectáreas. Por otro lado, 14 segmentos se gestionarían como acuerdos de destino para la CONANP cubriendo más de 1 400 hectáreas, incluyendo ambientes de zona costera y la zona inundable de Laguna Figueroa.

El nivel de protección de la ZOFEMAT se percibe muy parecido para las concesiones de Terra Peninsular A.C. y los acuerdos de destino de la CONANP.

Los acuerdos de destino son otorgados a alguna instancia federal competente en la materia de protección ambiental, tal es el caso de la CONANP, para un destino de uso público. Con esta herramienta la conservación de ecosistemas y protección de flora y fauna es por tiempo indefinido.

Los espacios otorgados a particulares u organizaciones, como es el caso de Terra Peninsular A.C., por un tiempo determinado para su uso y aprovechamiento por la SEMARNAT son las concesiones.

Actualmente, poco más de 1 400 hectáreas de la costa han sido protegidas como acuerdo de destino y concesión en la bahía de San Quintín, estos espacios forman parte del patrimonio biológico de México que permanece protegido y conservado en beneficio de la naturaleza y para el disfrute de la humanidad.

LEER ARTÍCULO COMPLETO


Este artículo se publicó originalmente en la edición de febrero de 2017 del boletín Mediterranews