Sobre lo imposible

Tiempo de lectura: 5 minutos

Texto por Carlos R. Bañales / Imaginante Films

Son las 5:32 am del sábado 3 de junio de 2017, Alex Honnold ha comenzado el ascenso de El Capitán sin la ayuda de instrumentos de escalada ni equipo de seguridad, únicamente utilizando la fuerza de su cuerpo y la capacidad de trepar. Desde abajo y a la distancia lo vemos sujetado con sus manos y pies a una pared de piedra, el nivel de concentración tiene que ser absoluto o cualquier error podría ser fatal. Dejémoslo escalar un momento y volvamos a él un poco más adelante.

Ubicada en el Parque Nacional de Yosemite (aproximadamente 320 kilómetros al este de San Francisco en California, Estados Unidos) se encuentra El Capitán o El Cap, una formación rocosa vertical compuesta de granito que se eleva a 2307 metros sobre el nivel del mar. Un monolito natural que se ha convertido en el desafío más importante para el deporte de escalada alrededor del mundo.

Desde que fue escalado por primera vez en 1958, se ha logrado subir El Capitán por distintas rutas y bajo distintas técnicas, incluso en un tiempo récord menor a dos horas. Sin embargo, nadie ha llegado a la cima en escalada libre en solitario (free solo) y quienes se lo han propuesto continúan en el proceso o han muerto en el intento. Pero hay alguien que está dispuesto a que eso cambie.

Regresemos con Alex que se encuentra en este momento subiendo El Capitán en escalada libre en solitario; sin embargo, hay algo fuera de lugar en este escenario: hay cámaras registrando el monumental ascenso. Muy cercano a él, sostenido por arneses y cuerdas de seguridad, se encuentra su amigo y escalador profesional Jimmy Chin y todo un equipo de filmación profesional de National Geographic liderados también por su esposa Elizabeth Chai Vasarhelyi.

La hazaña de filmar en estas circunstancias es de alto riesgo y precisión, nada debe ponerlo en peligro; incluso la planeación del rodaje no se pudo discutir a detalle directamente con él, ya que haber puesto sobre la mesa el papel que jugarían las cámaras y la presencia del equipo de filmación era aumentar la presión y alterar su mentalidad finamente calibrada.

Volvamos a El Capitán donde por un momento Alex Honnold y Jimmy Chin se encuentran inesperadamente durante el trayecto, intercambian unas cuantas palabras para después sonreír satisfactoriamente a la cámara. Ésta es la confirmación que todos necesitaban: el rodaje no ha conseguido distraerlo, al contrario le ha dado una motivación extra que lo ha llevado a un nivel de precisión y concentración mayor.

Nadie sabía el día que escogería para ascender, por lo que el equipo de filmación lo seguiría durante su preparación el tiempo que fuera necesario, aún cuando había la posibilidad de que decidiera no intentarlo. El resultado final no es únicamente la captura de uno de los ascensos más temerarios jamás intentados o el nuevo estandarte de una práctica deportiva que va contra toda regla, sino el retrato íntimo de un escalador durante el proceso para cumplir el gran sueño de su vida. Son las 9:00 am del sábado 3 de junio de 2017 y Alex Honnold sigue subiendo.

“Free Solo” se convirtió en un éxito de taquilla y fue bien recibido por la crítica. Es el primer documental de escalada en ganar el Premio Óscar en esta categoría en la edición 91º de los premios de la Academia. Tuvo su estreno comercial este año en nuestro país y esperamos que esté próximamente disponible en plataformas digitales oficiales.

Recomendaciones para ver antes (disponibles en Netflix)

  • El documental “Valley Uprising” de 2014 para entender el significado de El Capitán en el deporte de escalada a lo largo de más de 50 años.
  • También el documental “The Dawn Wall” de 2018 donde se registra el espectacular ascenso de Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson que cautivó al mundo.