Taller “Las lagartijas como modelo de estudio ante el cambio climático”

Por Rafael A. Lara Reséndiz / Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste

Jorge H. Valdez Villavicencio / Conservación de Fauna del Noroeste A.C.

A nivel mundial, México es considerado como el segundo país con mayor diversidad de reptiles, ya que habitan en su territorio 864 especies (3 cocodrilos, 3 anfisbénidos, 48 tortugas, 393 serpientes y 417 lagartijas). Actualmente, los reptiles están en riesgo de extinción ya que muchas poblaciones se encuentran críticamente amenazadas debido a una larga lista de factores antropogénicos.

Con base en lo anterior, las lagartijas han sido utilizadas como grupo modelo en muchos tipos de investigaciones, tales como en fisiología, ecología, evolución y recientemente, para evaluar los efectos del cambio climático. Por lo tanto, resulta urgente concientizar al público en general y actualizar a estudiantes y profesionistas sobre las causas y efectos del cambio climático sobre este grupo de reptiles.

Es por ello, que como parte de los productos del proyecto “Efecto del cambio climático sobre los reptiles del noroeste mexicano: conservación y medidas de mitigación” financiado por CONACyT (PDCPN 2015-1319), realizamos el taller “Las lagartijas como modelo de estudio ante el cambio climático”.

El taller se llevó a cabo del 13 al 15 de abril de 2018, donde nos reunimos con los participantes en Ensenada para después dirigirnos hacia la Reserva Natural Punta Mazo en San Quintín, lugar donde se realizaron las actividades del taller.

1 Fausto Mendez

Esta reserva representa un excelente lugar para este tipo de talleres (teórico-prácticos) debido a su riqueza y diversidad de reptiles y de otros grupos de animales y plantas. En primer lugar, las especies que se encuentran dentro de la reserva son emblemáticas, por ejemplo, la lagartija sin patas de Baja California (Anniella geronimensis) y el camaleón de la isla Cedros (Phrynosoma cerroense), ambas, especies endémicas y exclusivamente del noroeste de México. Por otro lado, la situación conservada del hábitat de dunas y escudos volcánicos, son importantes para estudiar su herpetofauna y esto permitió que la teoría se pusiera en práctica inmediatamente, reforzando el conocimiento adquirido.

En este taller se tuvo la asistencia de 23 participantes, de los cuales 19 fueron estudiantes, provenientes de la Universidad Autónoma de Baja California (16), Universidad de Sonora (2), Universidad de la Sierra- Moctezuma (1) y 4 profesionistas miembros de Terra Peninsular.

El taller estuvo a cargo de investigadores reconocidos como el Dr. Fausto Méndez de la Cruz (IB-UNAM), el Dr. Rafael Lara Reséndiz (CIBNOR), así como del M. en C. Jorge H. Valdez Villavicencio (FAUNO, A.C.) y la Biól. Ana G. Pérez Delgadillo (IB-UNAM), quienes impartieron diversos temas clave sobre herpetología, ecología térmica e historia natural de lagartijas. Además, se analizaron diferentes metodologías sobre el riesgo de extinción, se realizó trabajo de campo dentro de la reserva y finalmente se discutió la importancia de los estudios de ecofisiología térmica, donde se requieren datos de campo y laboratorio para evaluar la vulnerabilidad de este grupo de reptiles.

VER ÁLBUM DE FOTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.