Terra Peninsular celebra 18 años protegiendo Baja California

Comunicado de prensa

El 20 de abril del 2001 se fundó Terra Peninsular, una organización sin fines de lucro con la misión de proteger los ecosistemas y la vida silvestre de Baja California. La organización fue creada en Ensenada por un grupo de conservacionistas y científicos preocupados por la conservación ambiental en la península.

Con 18 años de trayectoria, la organización actualmente protege más de 50 000 hectáreas de espacios naturales mediante diferentes herramientas de conservación, lo anterior se ha logrado mediante el trabajo conjunto con autoridades municipales, estatales y federales, así como instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil locales e internacionales.

Bahía de San Quintín. Foto: Alejandro Arias.

Además, Terra Peninsular es de las pocas organizaciones de la sociedad civil que ha enfocado parte de sus esfuerzos en conservar la región de clima mediterráneo, la única en México y una de cinco en todo el mundo.

Uno de los logros más importantes de Terra Peninsular es la protección de 4 reservas naturales en Baja California, las cuales han sido certificadas por la Conanp como Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC) y forman parte de las 336 áreas certificadas como ADVC en México.

Las reservas naturales son: Punta Mazo y Monte Ceniza, ambas en San Quintín; Valle Tranquilo en El Rosario; y Rancho La Concepción en la Sierra de San Pedro Mártir, ésta última protegida en colaboración con el Observatorio La Concepción. En total son 5824 hectáreas de ADVC certificadas.

Reserva Natural Valle Tranquilo. Foto: Bárbara Ramírez,

Con el objetivo de conservar y proteger la biodiversidad de la Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT), en la Bahía de San Quintín se conservan y monitorean 1618 hectáreas de zona costera y humedales junto con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Junto con la Red Hemisférica de Reservas de Aves Playeras (RHRAP) se han designado 2 reservas de aves playeras, una en Ensenada y otra en San Quintín. Estos sitios reconocidos a nivel internacional son clave para la supervivencia de miles de aves durante la migración.

En el 2008, la Convención Ramsar decretó la Bahía de San Quintín como el humedal de importancia internacional número 1775, debido a que es una zona de reproducción e invernación de varias especies de aves residentes y migratorias.

2do Festival de las Aves Bahía de Todos Santos
Festival de las Aves. Foto: Oscar Mejía.

Dentro del programa de concientización, se han realizado más de 200 eventos de concientización en Ensenada y San Quintín, tales como talleres, cursos, conferencias, así como el Festival de las Aves en San Quintín que se lleva a cabo desde el 2015.

Sobre los logros recientes, en el 2018 en Ensenada comenzó la campaña “La playa es de todos” mediante la cual se instaló un cerco protector de aves en Playa Hermosa. Dentro del cerco nacieron 9 chorlos nevados (Charadrius nivosus), se trata de un ave amenazada en México y Estados Unidos susceptible a estar en riesgo en los próximos años.

Chorlo nevado. Foto: Jonathan Vargas.

De igual manera, en el 2018 Terra Peninsular formó parte del redescubrimiento de la rata canguro de San Quintín (Dipodomys gravipes), una especie de rodero que se creyó extinta por 30 años. A partir de entonces se trabaja en un proyecto junto con el Museo de Historia Natural de San Diego.

Como organización sin fines de lucro, Terra Peninsular realiza sus proyectos gracias al apoyo de donantes y fundaciones, así como con la venta de productos con causa, los cuales al adquirirlos se destinan a continuar con la labor de conservación. Algunos de los productos con causa son la cerveza Branta Negra, bolsas de tela, camisetas y peluches de la rata canguro de San Quintín.

Rata canguro de San Quintín. Foto: Sula Vanderplank.