Travesía altitudinal para la conservación

Por Mariana Espinosa y Aurora Torres / Terra Peninsular

La Sierra de San Pedro Mártir funge como uno de los principales escenarios ambientales en la península, al ser un corredor biológico de gran importancia por la fauna y flora que alberga, por su sistema hidrológico, climático y por supuesto, la belleza paisajística que nos brinda. Es por lo que la promoción de espacios para la conservación en la sierra es de gran importancia para su preservación y conservación, y como parte de las estrategias contra el cambio climático.

Durante 3 días estuvimos sumergidas en los bosques de pino y chaparrales de la Sierra de San Pedro Mártir como prospección de sitios potenciales para la conservación. Días previos estuvimos trabajando en la recopilación de información y generando mapas para la evaluación del sitio, lo cual nos permitió transportarnos tridimensionalmente a los sitios visitados cobrando vida, relieve e historia en campo.

Día 1

Recién iniciada la travesía altitudinal para la conservación de la sierra, pudimos observar un bello paisaje de chaparral y, además, nos dio la bienvenida un coyote que estaba parado a unos metros de la orilla del camino.

Conforme íbamos subiendo fuimos sorprendidas por liebres, aves, ardillas, algunas lagartijas y sobre todo por la belleza que guarda la sierra; realmente no sabíamos si envolvernos por el paisaje que nos brindaba el lado derecho o el izquierdo. ¡No queríamos perdernos de nada!

Al finalizar el día, fuimos testigos de un hermoso atardecer entre el bosque de pinos, acompañado de muchos murciélagos, y no sólo eso fue impresionante, un venado bajó a hidratarse a un arroyo cercano al lugar donde dormiríamos, desafortunadamente la cámara no estaba a la mano para dejar testimonio de lo que se presenció.

Veronica Meza (2)

Día 2

Recién amaneció decidimos hacer una caminata, con un fresco olor a pino en el aire y un cielo claro de un sutil color rosa, pudimos observar unas cuantas liebres alimentándose; nos alistamos con lo necesario y nos adentramos a un paisaje protagonizado por un bosque de pino, rocas batolíticas, aves muy coquetas realizando vuelos y trinando, dejándose fotografiar, y observar a nuestro paso huellas de venado, coyote y zorro.

Al finalizar el día nos encontrábamos a 1639 metros sobre el nivel del mar rodeadas de chaparral de montaña, donde los colores tan cambiantes sobre el paisaje resaltaban la forma del relieve al ser tocado por la luz solar.

Sin duda este fue un momento muy emotivo, relajante y excepcional.

Veronica Meza (3) Cóndor de california-juvenil (Gymnogyps californianus)

Día 3

El último día de trabajo en campo, fuimos nuevamente sorprendidos por las maravillas de la sierra, al encontrarnos en un ojo de agua en el corazón de la sierra, donde vimos algunas huellas de venados, puma y gato montés. Al ir saliendo de esta zona pudimos ver con emoción un zorro gris caminando entre los pinos.

De salida y antes de partir, paramos en una parte elevada a volar el dron y observar las crestas de la sierra, donde al finalizar nos sorprendió un juvenil de cóndor de California (Gymnogyps californianus) volando sobre nosotros, fascinándonos con la fortuna de observarlo un buen rato y tomar unas cuantas fotos.

A pesar de la nostalgia que se percibía en la camioneta, al finalizar esta travesía vimos otro coyote, como despedida.

Sin duda, las salidas de campo siempre son una aventura, en donde, además de conocer y dejarte sorprender por el lugar que has estado trabajando, también son una oportunidad de conocer más allá del trabajo a tus compañeros. Y, esta travesía por la sierra ha inspirado la creación de un playlist que lleva por nombre el “Conservación altitudinal” (disponible en el perfil de Spotify de Terra Peninsular).

Gracias a esta prospección pudimos observar la riqueza biológica con la que cuenta la sierra, y la importancia que representa para la región, así como espacios que podrían ser promocionados para su conservación, por sus características físicas y su alta biodiversidad.

VER ÁLBUM DE FOTOS


Mariana y Aurora colaboran con Terra Peninsular en un proyecto que busca definir espacios potenciales para la conservación de tierras privadas en la Sierra de San Pedro Mártir, como parte de las actividades del programa de Protección y Gestión de Hábitats de Terra Peninsular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.