Un verano con vista al pasado

Por Cecilia Alducin y Andrea González / Estudiantes de Biología de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP)

Llegar a Tijuana, una ciudad que no conocíamos, y dejar nuestra casa y comodidades por dos meses no fue sencillo, aunque la emoción de trabajar en Terra Peninsular tranquilizó la situación, ya que sabíamos que formaríamos parte de una organización que se dedica a la conservación, un área que nos apasiona a ambas.

Durante la primera semana conocimos al staff de Terra y hubo una introducción de los métodos a realizar en el proyecto de colaboración entre Terra Peninsular y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), liderado por la arqueóloga Enah Montserrat Fonseca.

Al llegar a la Reserva Natural Punta Mazo en San Quintín, Baja California, conocimos El Refugio, nuestro hogar por el resto de nuestra estancia. Conocimos la ubicación de la excavación y comenzamos a trabajar. Al inicio no fue sencillo, pero Enah nos motivó, guió y explicó la historia detrás de lo encontrado, lo que lo hacía sumamente interesante. También tuvimos la oportunidad de conocer y convivir con algunos habitantes de La Chorera, quienes ayudaron a lo largo del proyecto.

Con el tiempo nos hicimos expertos en el trabajo de gabinete, al diferenciar los tipos de concha recolectadas junto con sus mediciones y a clasificar morfológicamente los huesos de animal. Aprendimos que el biólogo contribuye en muchas áreas como la Arqueología. Gracias al trabajo realizado, adquirimos capacidades y contribuciones para distintas áreas profesionales.

Foto Andrea González (1)

VER ÁLBUM DE FOTOS

Una idea en “Un verano con vista al pasado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.