October Big Day en Ensenada

Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Jonathan Vargas / Becario del programa Soluciones Costeras, Cornell Lab of Ornithology y Asociado a proyectos de Conservación de Aves, Terra Peninsular A.C.

  • Fecha: 19 de octubre de 2019
  • Sede: Ensenada, Baja California
  • Objetivo: contar la mayor cantidad de aves posibles en un solo día

Los eventos de ciencia ciudadana son una gran herramienta para generar información sobre la vida silvestre, y en este caso particular de las aves.

Debido a que vivimos en un mundo tan vasto, los científicos dedicados a evaluar las tendencias poblacionales de estas especies son pocos en comparación con los millones de personas que habitamos este planeta.

Y es justo ahí donde radica la importancia de la ciencia ciudadana, porque cualquier persona puede aportar al conocimiento de nuestra biodiversidad, tal como lo fue el pasado October Big Day.

En Ensenada, existe una gran comunidad de apasionados por las aves y la naturaleza, esto se ve reflejado en las diversas organizaciones presentes que se dedican a la conservación, pero también otros que solo disfrutan de observarlas y apreciarlas, tal es el caso del Club Los Correcaminos: Observación de aves, y el Programa de Aves Urbanas (PAU) Ensenada.

Fue así como el pasado 19 de octubre, 20 observadores de aves divididos en 6 equipos, salieron desde muy temprano con el objetivo de encontrar la mayor cantidad de aves posibles. Cada equipo recorrió un área específica, con la intención de visitar diferentes tipos hábitats en los alrededores de Ensenada y la Bahía de Todos Santos, y fue todo un éxito.

Gracias al gran esfuerzo y entusiasmo que pusieron todos los participantes, se logró registrar en el portal de eBird 31 listados, acumulando 112 especies de aves, y un total de 5,930 individuos, sin duda alguna es un gran número y antecedente para la próxima edición en 2020.

Las especies más abundantes fueron el playero occidental (Calidris mauri) con 1326 individuos, seguido del playero blanco (Calidris alba) con 954, y no podía faltar el chorlo nevado (Charadrius nivosus), con 20 individuos.

Sin embargo, para otras especies de aves terrestres tanto migratorias como residentes, también se registraron números interesantes, tal es el caso del pinzón mexicano (Haemorhous mexicanus) con 141, Chipe de Rabadilla Amarilla (Setophaga coronata) 125, y el gorrión corona blanca (Zonotrichia leucophrys) con 104 individuos. Pero también otras especies introducidas resaltaron por la cantidad de individuos registrados, estos son el estornino pinto (Sturnus vulgaris) y la paloma doméstica (Columbia livia) con 371 y 229 individuos respectivamente. Cabe resaltar que ambas especies son exóticas invasoras en México. La paloma doméstica es originaria de Eurasia y sur de África, mientras que el estornino pinto es nativo de Europa y Asia templada, sin embargo, ambas especies han colonizado gran parte del continente americano.

Quiero hacer un especial agradecimiento a todas las personas que participaron he hicieron posible el evento: Karla González, Ernesto Salmerón, Isabel Raymundo, Enrique Zamora, Liliana Ortiz, Marisol Torres, Horacio Gonzales, Lynda Deschambault, John Kinabrew, Amy DeBaun, Lourdes Lara, Diego Toscano, Álvaro San José, Oscar Jiménez, Elia Benítez, Irak Rodríguez, Rafael Paredes, Roberto Pineda y Paola Sánchez.