Incrementan áreas protegidas en San Quintín

31-12-15 Incrementan áreas protegidas en San Quintín
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Verónica Meza / Coordinadora de Protección y Gestión de Hábitats de Terra Peninsular

El 23 de diciembre de 2015 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo de destino para la protección de los humedales Panteón Inglés Norte y Punta Azufre en la bahía de San Quintín, en el municipio de Ensenada. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) entregó estas áreas naturales al servicio de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP).

Siendo un proceso meticuloso en el que la CONANP con el apoyo de Terra Peninsular ha trabajado durante varios años, los Acuerdos de Destino de la Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT) decretados en la bahía de San Quintín no sólo permitirán proteger los 237 240.192 m2 que se estipulan en los 4 acuerdos publicados a la fecha en el Diario Oficial de la Federación, sino que además, la protección se hará extensiva a toda la bahía favoreciendo a todo el ecosistema y las especies.

Sitios designados como acuerdos de destino:

  • Humedales Sudoeste (2012)
  • Humedal Panteón Inglés Sur (2014)
  • Humedal Panteón Inglés Norte (2015)
  • Humedal Punta Azufre (2015)

Desde el 2008, Terra Peninsular y otras organizaciones de la sociedad civil junto con la CONANP han trabajado en conjunto para la protección de cientos de kilómetros de franja costera en la península de Baja California.

Lo anterior se ha logrado a través de la identificación y delimitación de los espacios más importantes, y promoviendo ante la SEMARNAT el destino de estos espacios al servicio de la CONANP para la protección y el mantenimiento de los recursos naturales y sus procesos ecológicos, mediante el instrumento denominado Acuerdo de Destino.

El uso designado para los Acuerdos de Destino es el de protección y por lo tanto, es un medio para ayudar a mantener el estado natural de la Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT).

Denominada ZOFEMAT para fines prácticos y políticos, la frontera entre el mar y la tierra es una línea de veinte metros de ancho que delimita un espacio vital que nos pertenece a todos, así de importante es y así queda estipulado en la Ley de Bienes Nacionales.

Terra Peninsular hace un esfuerzo en conjunto con la CONANP para la vigilancia y protección de los Acuerdos de Destino en la bahía de San Quintín, y sigue trabajando para aumentar la superficie protegida.

La bahía de San Quintín ha sido identificada como una Región Prioritaria Terrestre por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, reconocida como Área de Importancia para la Conservación de Aves (AICA), (CONABIO 1998 y 1999), así como Centro de Diversidad de Plantas por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF/IUCN 1994-1997), y sitio de Importancia Regional por la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP). Además, en el 2008 el complejo lagunar de la bahía de San Quintín fue declarado Humedal de Importancia Internacional por la convención de RAMSAR.

La alta biodiversidad de Baja California se debe a su localización geográfica y la importancia de la región de San Quintín recae en que mantiene un gran número de especies con alto grado de endemismo, y es también una zona de reproducción e invernación de varias especies de aves puesto que durante el invierno recibe a más de 25 000 aves playeras migratorias; además, se considera un punto importante en la ruta migratoria del Pacífico.

Cuidar la frontera entre el mar y el continente es transcendental para el desarrollo de la vida en ambos sistemas, siendo así que el bienestar de la biota en los ecosistemas marinos depende del bienestar de los ecosistemas terrestres y cada elemento vivo que interactúa en una relación recíproca y reciclable.