Chorlos nevados y el cerco de protección temporal

Tiempo de lectura: 3 minutos


Por Jonathan Vargas / Asociado a Proyectos de Conservación de Aves de Terra Peninsular y Becario del Programa Soluciones Costeras

Ayer miércoles 24 de abril, realizamos la primera visita al cerco de protección temporal simbólico que instalamos el pasado 13 de abril para proteger los nidos de chorlo nevado frente a la reserva natural de Pacífica.

Al inicio, mis esperanzas de encontrar en buenas condiciones el cerco eran pocas debido a la gran cantidad de personas que visitan estas playas en semana santa; sin embargo, eso cambió muy rápido cuando confirmamos que el cerco estaba intacto y las personas lo habían respetado sin dañarlo.

Pero, nuestra mayor sorpresa fue volver a encontrar a Marina, la hembra de chorlo nevado, con su segundo nido de la temporada dentro del cerco, lo cual es muy esperanzador considerando que hace una semana su primer nido fue depredado por perros. Marina fue anillada en Marine Corps Camp Pendleton, California en 2016, y éste es su segundo año consecutivo anidando en Ensenada gracias a la protección que ha recibido con el cerco.

Marina, chorlo nevado hembra en Ensenada. Foto: Jonathan Vargas.

También aprovechamos para realizar algunas pláticas con usuarios de las playas para recomendar buenas prácticas y promover que paseen a sus mascotas con correa, ya que son una de las causas de disturbio más  frecuentes para las aves en Ensenada, especialmente en esta etapa crítica de cuidado de nidos.

Ese día también encontramos otro chorlo con anillos, que resultó ser un ave criada en cautiverio en Sea World en el 2018, y este año parece que también va a anidar en Ensenada. Estos chorlos nevados son un ejemplo de que las aves no conocen fronteras.

Este chorlo nevado fue criado en cautiverio en Sea World en el 2018. Foto: Jonathan Vargas.

Aprovecho para agradecer el apoyo de la Asociación de Salvavidas y Rescate de Ensenada, Baja California, A.C., quienes también nos han estado apoyando en la vigilancia del cerco de protección de manera voluntaria, al igual que la Guarnición Militar El Ciprés.

Este proyecto participa Pacífica at Ensenada Bay, ZOFEMAT, Ecología Municipal, Secretaría de Protección al Ambienta (SPA), Pro Esteros A.C., Contacto Salvaje, PAU Ensenada, San Diego Zoo, y se lleva a cabo con el financiamiento del California Department of Fish and Wildlife y el programa de Soluciones Costeras de Cornell Lab of Ornitology.