¿Es la luz contaminante del ambiente?

Contaminación lumínica
Tiempo de lectura | Reading time: 5 minutos

Por Elvis Puro y Fernando Ávila Castro 

Imagina que caminamos en una noche oscura en un lugar alejado de la ciudad. Nos detenemos y colocamos la vista en un punto fijo en el cielo, sin pestañear, por unos pocos minutos. Notaremos a las estrellas brillando y en la medida de que nuestros ojos se acostumbren, veremos cada vez más estrellas, miles de ellas que emiten energía que nosotros percibimos como la luz natural nocturna.

Esta visión del cielo acompañó al ser humano desde su aparición en la tierra, despertando el interés por el arte y la ciencia con preguntas como: ¿de dónde venimos?, ¿las estrellas que vemos están cercanas a la tierra?, ¿cómo nos orientamos si estamos perdidos?, ¿cómo cambia el cielo con las estaciones?, ¿es importante la noche para los animales?, ¿existe diversidad en la vida nocturna?

Contaminación lumínica
Foto por Stephan Guisard.

Además de ser fuente de conocimiento, la noche es un espacio de vida diversa con la adaptación de especies a la ausencia de luz, como los murciélagos (100%), vertebrados (28%), invertebrados (64%), murciélagos (100%), anfibios (93%) e insectos (49%). Forma parte del ciclo que rige la vida, la producción de alimentos y las funciones de las hormonas que controlan la actividad y el descanso del ser humano.

Con el crecimiento urbano y los sistemas de iluminación artificial ineficientes, se va perdiendo esta visión del cielo nocturno. Se emite luz en direcciones, intensidades y rangos espectrales que no son necesarias para iluminarnos. Este desperdicio de energía es conocido como contaminación lumínica.

Contaminación lumínica
Foto por Oficina de la Ley del Cielo.

Esta contaminación ocasiona que los cielos se vean más iluminados y brillantes en la noche y limita nuestra apreciación del paisaje natural del cielo estrellado. La luz del alumbrado de las calles invade el interior de nuestras viviendas y afecta nuestro sueño y descanso. Las luminarias públicas con luz blanca y rica en color azul emiten energía que no vemos pero que afecta nuestra salud, no nos deja percibir el color real de los objetos, y atraen a los insectos.

Actualmente la contaminación lumínica es estudiada para conocer el impacto en el gasto energético, el medio ambiente nocturno, el paisaje natural, la vida silvestre, y la propia salud humana. Se está identificando qué tipo de lámparas son las más adecuadas a las necesidades de iluminar. También se están presentando normativas municipales y federales como la Ley General de Equilibrio Ecológico y la protección del Ambiente (LGEEPA) para controlar esta problemática la cual fue actualizada en enero de 2021 para incluir el exceso de luz artificial por la noche, como un contaminante.

Contaminación lumínica
Foto por Oficina de la Ley del Cielo.

Es necesario preguntarnos si nos estamos iluminando apropiadamente en nuestro entorno. En este sentido, podemos preguntarnos: ¿cuánto pagamos al municipio por el uso del alumbrado público que no siempre funciona?, ¿qué tipo de iluminación existe en tu colonia?, ¿alguna de ellas contamina tu casa?, ¿utilizas una buena iluminación en casa que te permita ahorrar energía?, ¿realmente la iluminación actual mejora la visibilidad y la seguridad? Obtener la respuesta a estas interrogantes definitivamente llevará a una mejor en la calidad de vida de las especies silvestres, y de las personas.

Contaminación lumínica
Crédito: Fabio Falchi.

Acerca de los autores

  • Elvis Puro (Doctorante en Medio Ambiente y Desarrollo, Instituto de Investigaciones Oceanológicas, Universidad Autónoma de Baja California) puro.elvis@uabc.edu.mx 
  • Fernando Ávila Castro (Observatorio Astronómico Nacional, Instituto de Astronomía, UNAM) favilac@astro.unam.mx 

Artículos relacionados

Las opiniones e información publicada son responsabilidad exclusiva de sus autores. Terra Peninsular A.C. no se hace responsable por la exactitud o veracidad de su contenido ni por la corroboración de su autoría y autenticidad, de lo cual, no le consta nada en contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.