Colaboraciones para conservar y crear Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación

Tiempo de lectura | Reading time: 4 minutos

Por Verónica Meza

Durante los 20 años de trabajo para la conservación de la belleza natural de nuestro estado, muchos colaboradores se han sumado a los proyectos que han ayudado a crear y mantener las reservas naturales certificadas como Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC).

Además de estas reservas naturales, existen otras áreas certificadas como ADVC que se han gestionado en conjunto, con lo que se ha logrado ampliar las superficies de conservación de la Sierra de San Pedro Mártir y San Quintín, un humedal de importancia internacional.

Estas dos experiencias son un ejemplo de la importancia de compartir una visión incluyente, que busca que la conservación se consiga a través de alianzas y suma de esfuerzos.

Los Montes de San Pedro

En 2019 una familia de ejidatarios recibió 3 certificados por parte de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para proteger más de 4500 hectáreas en colindancia con el Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir. 

Colaboramos en esta certificación mediante la integración del expediente técnico y la gestión ante la CONANP, como parte de un proyecto asociado al Proyecto Resiliencia del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que buscó implementar medidas para la adaptación al cambio climático. 

Actualmente estas tres áreas se conservan gracias a la buena gestión y manejo de sus propietarios y a las acciones de diversos proyectos en marcha en los que colaboramos con la CONANP.

Foto por Aurora Torres.

Reserva Natural San Quintín

Recientemente, se entregó un certificado de ADVC que reconoce a la primera Área Natural Protegida Estatal de Baja California con esta categoría. La Reserva Natural San Quintín es un predio de 201 hectáreas dentro del sitio Ramsar que antecede a un sistema estatal de áreas naturales protegidas que busca proteger ecosistemas importantes. 

Además de otras dos reservas naturales (Punta Mazo y Monte Ceniza), la nueva reserva ahora forma parte de las áreas de protección del complejo lagunar y campo volcánico de San Quintín. 

Esta ADVC es propiedad del Gobierno del Estado y manejada por la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo del Estado (SEST), con la cual colaboramos en el desarrollo de acciones de coordinadas de conservación de sitios prioritarios, tanto en San Quintín como en San Pedro Mártir.

Con estos ejemplos de sinergia y colaboración entre la sociedad civil organizada, los ejidos y comunidades y el Gobierno del Estado, se siembran las bases para que la protección de espacios importantes para la vida silvestre se realice desde diferentes sectores; sin duda un éxito para la conservación de la naturaleza en México.

Certificado Reserva Natural San Quintín
Foto por Roberto Chino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.