Reserva Natural Punta Mazo

Índice

Acerca de la reserva natural

  • Ubicación: Bahía San Quintín, Baja California.
  • Superficie: 830 hectáreas y 8 kilómetros de largo.
  • Fecha de certificación: 24 de octubre del 2014.
  • Certificación: Área Destinada Voluntariamente a la Conservación. 
  • Organización responsable de su protección: Terra Peninsular A.C.

Lo que hoy se conoce como la Reserva Natural Punta Mazo inició su formación hace 180 mil años al surgir los 12 volcanes que forman parte del valle volcánico de San Quintín

Específicamente en esta zona, los volcanes Sudoeste y Mazo (dos volcanes subacuáticos que surgieron como islas aisladas) le dieron forma. A través de los años, la acción de corrientes marinas fomentaron la acumulación de arena y dieron lugar a un espacio rico, único y espectacular. 

Esta reserva es, en realidad, una península de 8 kilómetros de largo que se encuentra en la zona costera de San Quintín, lugar donde viven algunas comunidades pesqueras, así como la víbora de cascabel, lagartija sin patas aniela, liebres, conejos, ardillas y coyotes.  

La Reserva Natural Punta Mazo es un sitio en el que podrás adentrarte a diferentes hábitats como las dunas costeras, volcanes, el matorral costero o el  intermareal rocoso, cada uno con vegetación única y fauna muy particular. 

Vegetación

La riqueza de su vegetación es inmensa, sus paisajes son contrastantes y llenos de vida. Una de las especies de flora más emblemáticas y llamativas de la zona es la siempreviva, una planta suculenta que sólo crece en el suelo volcánico de esta región, además de la biznaga llavina.

Aves

Es un sitio ideal para el avistamiento de todo tipo de aves. Algunas de las especies que se pueden encontrar entre el otoño y el invierno son: branta negra, playero blanco y ostrero americano. 

Si por el contrario, visitas la reserva entre abril y agosto, podrás apreciar la temporada de reproducción del chorlo nevado y el charrán mínimo. Ambas son especies que se encuentran en riesgo y protegidas, así que si ves un cerco o algún señalamiento quiere decir que estás cerca de un área de reproducción, pero no te preocupes, es una temporada perfecta para observarlas y protegerlas, respetando la distancia delimitada. 

Además, durante todo el año podrás observar muchas aves locales como la codorniz de California, perlita azulgris y águila pescadora.

Intermareal rocoso

Si decides adentrarte un poco más, encontrarás el intermareal rocoso. Un sitio único, por ser la  zona de interacción entre la tierra y el océano, lugar  donde comienza el mundo marino. Un hábitat completamente dominado por las mareas. Es fascinante explorarlo y descubrir anémonas, estrellas de mar, erizo morado y liebre de mar.

Patrimonio arqueológico

Además de su valor natural y geológico, las reservas protegidas por Terra Peninsular A.C. resguardan el patrimonio cultural, histórico y arqueológico. 

Aún hoy en día podrás tener la posibilidad de transportarte en el tiempo e imaginar cómo hace 8 mil años, grupos de cazadores-recolectores-pescadores visitaron y vivieron en estos lugares, aprovechando y disfrutando su riqueza. 

Al caminar entre las dunas se puede observar la huella de los antiguos pobladores. Descubrirás sus alimentos preferidos, la forma en que los prepararon, las herramientas que utilizaron y si eres muy perspicaz, hasta las relaciones que establecieron con la naturaleza.

Mediante una colaboración entre Terra Peninsular A.C. y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se han encontrado 14 sitios arqueológicos dentro de la reserva.

Es muy importante no llevarnos ninguno de los elementos naturales que se encuentran en el sitio, ya que están protegidos y son altamente valiosos para nuestra historia. 

¿Te gustaría visitar la reserva natural?

La reserva está abierta al público de lunes a domingo de 7:00 a.m. a 8:00 p.m.

El acceso es gratuito y el único requisito es leer las recomendaciones para ingresar y disfrutar respetando el entorno. Para acampar es necesario hacer una reservación mediante el siguiente formulario.

¿Cómo llegar?

Desde la carretera Transpeninsular a la entrada de la reserva son aproximadamente 40 minutos de camino de terracería.

Recomendaciones para visitantes

Planifica con anticipación y prepárate

Antes de organizar una visita a la reserva natural, es importante tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Es necesario tener un vehículo 4×4 para llegar a la reserva natural, ya que una parte del camino es de terracería y otra de dunas.
  • No está permitido entrar con motos y vehículos todo terreno.
  • Puedes llevar perros siempre y cuando estén siempre con correa, ya que pueden ocasionar daños a la vegetación u otros animales.
  • Las fogatas solamente pueden hacerse en los sitios marcados.
  • En la entrada a la reserva natural hay una caseta de vigilancia y se les pedirá a los visitantes que se registren.
  • La velocidad máxima dentro de la reserva es de 40 km/h.
  • Tomar en cuenta las condiciones climáticas antes de la visita.
  • Consultar el calendario de mareas.
  • Recuerda retirar tu basura. 
  • Los visitantes son responsables de llevar sus propios alimentos y en caso de acampar, llevar su propio equipo.
  • Toma en cuenta que la tienda más cercana está a 40 minutos y la gasolinera más cercana a 50 minutos.

Acampa sobre superficies durables

Acampa por lo menos a 70 metros de fuentes de agua, en senderos o caminos marcados, en lugares donde no haya vegetación y camina dentro de los senderos establecidos.

Deja lo que te encuentres

Permite a otros conocer y disfrutar del medio ambiente y sus recursos, es importante dejar el sitio que visitaste tal y como lo encontraste, así como no llevarte conchas, rocas ni artefactos de valor histórico o arqueológico. 

Respeta la vida silvestre

Recuerda que como visitante puedes proteger la vida silvestre y respetar el entorno natural, mantener la distancia con los animales y no alimentarlos, así como no llevarse plantas de su hábitat. 

Sé considerado con otros visitantes

Recuerda respetar a los otros visitantes y su experiencia; sé amable y amistoso, permite que los sonidos de la naturaleza prevalezcan. 

Estos principios, pertenecen a la la filosofía No Deje Rastro, la cual es la base de un programa educativo que busca promover actividades recreativas al aire libre de forma responsable, así como fomentar la protección de la naturaleza y vida silvestre.

¿Qué hacer en la reserva?

  • Tomarse una foto en el letrero monumental en la entrada de la reserva.
  • Investigación científica y monitoreo.
  • Surfing.
  • Senderismo.
  • Fotografía de naturaleza.
  • Observación de aves.
  • Subir los volcanes Sudoeste y Monte Mazo.

Reglamento 

Dentro de la reserva natural quedan prohibidas las siguientes actividades:

  • Uso de juegos pirotécnicos.
  • Circular con motos y vehículos todo terreno.
  • Realizar cacería.
  • Transitar en las dunas. 
  • Dejar restos de costales para recolectar, líneas y equipo de pesca, así como marcas de zonas de pesca.
  • Uso de altavoces (bocinas). 
  • Utilizar lámparas o cualquier fuente de luz para alumbrar directamente a la fauna silvestre.
  • A quien se sorprenda dañando la reserva se le consignará a las autoridades correspondientes.

Contacto

Para más información, ponte en contacto con Vitza Cabrera (Oficial de Proyectos Turísticos) al correo vitza@terrapeninsular.org y a los teléfonos 646 177 68 00 y 646 128 23 43 de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 4 p.m.